domingo, 22 de febrero de 2015

Políticas antitabáquicas, 2 de noviembre de 2014

Entender las prácticas de la industria del tabaco es crucial para el éxito de las políticas antitabáquicas. A ese respecto, también es importante comprender que los productos de tabaco son los únicos productos legalmente disponibles capaces de provocar la muerte de la mitad de las personas que los consumen habitualmente, al utilizarlo siguiendo las recomendaciones del fabricante.

OMS

© R.Domínguez - Políticas antitabáquicas








domingo, 15 de febrero de 2015

Un lugar ordinario, 3 de febrero de 2015

“Para mí, la fotografía es el arte de la observación, supone encontrar algo interesante en un lugar ordinario. He descubierto que tiene muy poco que ver con las cosas que se ven y mucho con la forma en la que se ven”

Elliot Erwitt

© R.Domínguez - Un lugar ordinario





domingo, 8 de febrero de 2015

Dibujándola como si saliera de mi mano, 6 de febrero de 2015

"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. 

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con perfume viejo y un silencio. 

Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo de aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua."

Fragmento de Rayuela, Julio Cortázar

© R.Domínguez - Dibujándola como si saliera de mi mano




domingo, 1 de febrero de 2015

Minino de Cheshire, 23 de marzo de 2014

"- Minino de Cheshire -empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba. 
Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? 
- Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato. 
- No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia. 
- Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato. 
- ... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación. 
- ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato -, si caminas lo suficiente!"

Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll

© R.Domínguez - Minino de Cheshire







domingo, 18 de enero de 2015

Sumido en una oscuridad, 15 de diciembre de 2014

Entretanto el diablo se aproximó a hurtadillas a la luna y ya se disponía a alargar la mano para cogerla, cuando de pronto la retiró, como si se hubiese quemado, se chupó los dedos, sacudió la pierna y lo  intentó de nuevo por el otro lado, pero también esta vez tuvo que apartarse y retirar la mano. 

No obstante, a pesar de esos fracasos repetidos, el astuto diablo no renunció a su aviesa intención. Se acercó de nuevo, agarró la luna con ambas manos, soplando y haciendo gestos de dolor, y se la pasó de una mano a la otra, como hace el campesino cuando coge un tizón con su mano desnuda para encender la pipa; finalmente la ocultó con premura en el bolsillo y siguió su camino como si tal cosa (...) De ese modo, en cuanto el diablo se guardó la luna en el bolsillo, el mundo entero quedó sumido en una oscuridad.

Nicolai Gógol, "La Nochebuena" en Veladas en un caserío de Dukanka

© R.Domínguez - Sumido en una oscuridad