domingo, 27 de julio de 2014

domingo, 20 de julio de 2014

Impresiones, 5 de julio de 2014


"En definitiva, no he hecho más que poner en práctica aquello de que se impresiona lo que impresiona. Y a mí me impresionan las cosas sencillas."

Sigfrido de Guzmán

domingo, 13 de julio de 2014

Todo cambia, 6 de julio de 2014

© R.Domínguez-Tiempos modernos

© R.Domínguez-Tiempos modernos
© R.Domínguez

Cambia lo superficial 
Cambia también lo profundo 
Cambia el modo de pensar 
Cambia todo en este mundo 
Cambia el clima con los años 
Cambia el pastor su rebaño 
Y así como todo cambia 
Que yo cambie no es extraño
Cambia el más fino brillante 
De mano en mano su brillo 
Cambia el nido el pajarillo 
Cambia el sentir un amante 
Cambia el rumbo el caminante 
Aunque esto le cause daño 
Y así como todo cambia 
Que yo cambie no es extraño 

Mercedes Sosa


domingo, 6 de julio de 2014

Lugares comunes, 3 de julio de 2014

© R.Domínguez-Lugares comunes

El año que viene casi todos ustedes serán profesores, literatura no saben demasiado pero lo suficiente para comenzar a enseñar, no es eso lo que me preocupa, me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir “Mostrar”. 

Mostrar no es solo enseñar, es dar información, pero enseñando también el método para entender, analizar, razonar y cuestionar esa información. Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, dogmas religioso y doctrinas políticas, sería bueno que se dedicaran a predicar en un templo o desde una tribuna; si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo antes de entrar al aula.

No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria; eso no sirve. Lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida, ningún chico será mejor persona por saber de memoria el año en que nació Cervantes. Pónganse como meta enseñarles a pensar, que duden, que se hagan preguntas.

No los valoren por sus respuestas: las respuestas no son la verdad. Busquen una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se viene repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son “Lugares comunes”, pero no pierden vigencia: qué, cómo, dónde, cuándo, por qué.

Si en esto admitimos también eso de que la meta es el camino como respuesta no nos sirve, describe la tragedia de la vida pero no la explica. 

Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado pero yo espero que ustedes como maestros se la impongan a si mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez sin límites, sin piedad.

Lugares Comunes, Adolfo Aristarain


domingo, 29 de junio de 2014

Al otro lado de la valla, 9 de abril de 2014


Una mañana se levantó y fue a buscar al amigo, al otro lado de la valla. Pero el amigo no estaba, y, cuando volvió, le dijo la madre:

- El amigo se murió. 
- Niño, no pienses más en él y busca otros para jugar. 

El niño se sentó en el quicio de la puerta, con la cara entre las manos y los codos en las rodillas. «Él volverá», pensó. Porque no podía ser que allí estuviesen las canicas, el camión y la pistola de hojalata, y el reloj aquel que ya no andaba, y el amigo no viniese a buscarlos. Vino la noche, con una estrella muy grande, y el niño no quería entrar a cenar.

- Entra, niño, que llega el frío -dijo la madre. 

Pero, en lugar de entrar, el niño se levantó del quicio y se fue en busca del amigo, con las canicas, el camión, la pistola de hojalata y el reloj que no andaba. Al llegar a la cerca, la voz del amigo no le llamó, ni le oyó en el árbol, ni en el pozo. Pasó buscándole toda la noche. Y fue una larga noche casi blanca, que le llenó de polvo el traje y los zapatos. Cuando llegó el sol, el niño, que tenía sueño y sed, estiró los brazos y pensó: «Qué tontos y pequeños son esos juguetes. Y ese reloj que no anda, no sirve para nada». Lo tiró todo al pozo, y volvió a la casa, con mucha hambre. La madre le abrió la puerta, y dijo: «Cuánto ha crecido este niño, Dios mío, cuánto ha crecido». Y le compró un traje de hombre, porque el que llevaba le venía muy corto. 

 FIN

El niño al que se le murió el amigo, Ana María Matute

domingo, 22 de junio de 2014

El camino correcto, 9 de abril de 2014

© R.Domínguez - El camino correcto


“Lo que cuenta al final es que un segundo en nuestro mundo equivale a un día entero en otra dimensión y que eso da mucho tiempo para elegir el camino correcto. No espero que lo entienda, simplemente acéptelo”

Quarabel, Gabriel Nieto

domingo, 15 de junio de 2014

Los supervivientes olvidados, 26 de diciembre de 2013



"Estamos aquí por la niña de nueve años en Uganda, secuestrada y forzada a la esclavitud sexual. Por el hombre de Bosnia que, años después de una violación, aún está estigmatizado, incapaz de ganar suficiente dinero para comprar pan para su familia. Estamos aquí por todos los supervivientes olvidados y escondidos a quienes se ha hecho sentir vergüenza o que han sido abandonados, y por los hijos de violaciones, queremos que el mundo entero oiga sus historias y entienda que esta injusticia no puede ser tolerada, y que la pena y la compasión no son suficientes"

Angelina Jolie